Autocontrol móvil

La aplicación móvil del paciente responde a la estructura de una carpeta personal de salud. Los datos del usuario los dividimos en sociodemográficos, incluyendo contactos y tutores, datos asistenciales (relación con el prestador de servicios, tarjeta sanitaria, centro de salud, hospital asignado, etc.) y la ficha específica de datos clínicos. 

La estructura de datos de salud que aparece en el móvil del paciente proviene de la plataforma movisalud o bien de la integración con el prestador. Por defecto, recoge bloques estándares como diagnósticos, alergias, antecedentes, factores de riesgo  y las variables basales y de control evolutivo específicos para cada enfermedad o proyecto. En cada proyecto personalizamos este apartado a criterio científico.

El plan de autocuidado de cada enfermedad incorpora una lista de módulos o subprogramas para el seguimiento por parte del paciente que llamamos “autocontroles”. Integra diferentes Biomedidas, cuestionarios y otros módulos de control. En la mayoría de proyectos incluimos estándares como estado general, frecuencia cardiaca, presión arterial, glucemia, peso y perímetros, datos analíticos relevantes, alimentación y dieta, entrenamiento o ejercicio, tabaquismo, etc. La plataforma cuenta actualmente con una biblioteca de más de 70 AUTOCONTROLES y CUESTIONARIOS configurables por proyecto a disposición del equipo investigador.

El módulo de tratamiento farmacológico es el más potente de movisalud ya que la farmacia y la adherencia han sido actores relevantes en la historia del desarrollo tecnológico de este sistema. La Plataforma ofrece distintos escenarios para el seguimiento del plan de medicación del paciente dotando de mayor o menor libertad al paciente en la autoprescripción.  El módulo de tratamiento está integrado con la base de datos de la AEMPS, se actualiza periódicamente y permite selección de fármaco por marca de producto o por principio activo.

La App cuenta con un sistema de mensajería bidireccional entre profesionales y pacientes que estrecha la relación de asistencia y genera nuevos canales de comunicación muy potentes. Permite el envío de archivos que resulta muy útil para la evaluación de síntomas, especialmente dermatológicos.

Las apps se integran con el servidor de educación  donde alojamos los programas educativos para los pacientes. Normalmente son sencillos entornos “responsive” que recogen los consejos y recomendaciones vinculados con la enfermedad, si bien, en algunos proyectos cuyo perfil patológico es más exigente, asociamos un curso de Moodle a la App del usuario o de su tutor como respaldo pedagógico del autocuidado. La eficacia del video en la pedagogía actual está más que probada en distintos perfiles de pacientes por lo que utilizamos un carga importante de producción audiovisual gracias a los recursos del grupo (Trilema Media).

La gestión de descompensaciones es una importante sección en movisalud. Establecemos la lista de síntomas para cada entorno ptológico y construimos árboles de decisión multinivel que permiten crear cuestionarios guiados para el paciente por cada una de las ramas del síntoma. En función de una respuesta se activa la siguiente pregunta y así hasta 7 niveles en árbol. El módulo también ofrece recomendaciones al paciente en función de sus respuestas, desde llamar a urgencias a llevarlo a una sección concreta del portal educativo.

Por último, la agenda del paciente incorpora toda la planificación diaria del plan de cuidado. Las tomas de medicamentos pautados en el módulo de tratamiento, los controles, biomedidas o cuestionarios que han sido establecidos en el plan individualizado o las citas previstas, se reflejan en el diario del paciente.  Los eventos programados en la agenda tienen horarios asignados y alertas de mensajes push en el teléfono móvil para facilitar el cumplimiento.